Algunas de las fotos prometidas: Viaje a la casa de Pablo Neruda, un paraíso de imaginería, tiene vida propia…

“En mi casa he reunido juguetes pequeños y grandes, sin los cuales no podría vivir. El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta.”   (Pablo Neruda.)

Deseo compartir con ustedes algunas fotografías de los silentes compañeros de Pablo en su hogar de Isla  Negra,me refiero a los mascarones de proa que coleccionó a lo largo de los años, contando siempre con la complicidad de sus más cercanos amigos.

Imagen

Un detalle curioso,la mayoría de estos mascarones eran figuras femeninas, de abultados pechos, piel muy blanca, largas cabelleras…

Imagen

Neruda compró la casa de Isla Negra a un español socialista, viejo capitán de navío, retirado, que la construía para vivir con su familia. Como la casa estaba a medio hacer, el poeta pudo terminarla a su gusto; continuó la estrecha ala de cemento con un ancho living-room de piedra, en el cual abrió un enorme ventanal que causa el asombro de los arquitectos y entendidos: desde allí pueden verse la playa, el rompiente de olas, el vasto cielo y una larga extensión de costa que va hasta el puerto de San Antonio.

Entre el living y el ala de los dormitorios y del comedor hay una alta torre. El piso inferior de la torre está relleno de conchas marinas y allí se encuentra el gran timón de un barco junto a un farol que iluminó alguna callejuela del puerto; en el segundo piso de la torre estuvo el dormitorio del poeta, dormitorio redondo con ventanas de mar, que da a un pasillo que luego se ensancha bajo el tejado y tiene la baranda sobre este segundo piso de la casa se sube por una escala de cordel, como la de los barcos. […]

Al construir el living, se respetó una gran roca negra que ahora surge altiva y solitaria en su rincón, rodeada de cactus y de plantas que florecen en la tierra que la circunda. El resto del piso es de baldosa de greda roja. En una de las paredes hay una gran chimenea; frente al ventanal, una larga mesa de madera maciza, a la cual solía sentarse Neruda a escribir o a observar con su catalejo el vuelo de los pájaros.

Cf. http://www.mgar.net/docs/neruda.htm

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

  Imagen

La Guillermina, para mi gusto, es la más hermosa mujer, perdón, quiero decir, el más hermoso mascarón femenino. Ya me contagió

Pablo, él sentía que los barcos tenían alma propia la cual se  refugiaba en los mascarones de proa antes de un naufragio…por eso,para él ser espectador de los restos de un naufragio en la orilla de su playa era un acontecimiento digno de celebrar.

Pablo, Imagen

 

 

Acerca de estos mascarones de barco que traía principalmente de sus visitas a los desarmes de barcos en el puerto de San Antonio,se cuenta que el preferido d  era la María Celeste, hecho en madera de lustroso color café. El poeta decía que era milagrosa porque lloraba (aún cuando le explicaban que por los ojos de vidrio la humedad de la madera se condensaba con el calor de la chimenea). Su rostro es de una dulce e imperiosa. Éste mascarón se encontraba en el living suspendida de la baranda del segundo piso.

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de elfigondelperegrino

Me gusta la vida, y lo que la compone, aún creo en la gente, con franqueza y lealtad, sin distinción de credo ni raza... Creo que aportando mi pequeño granito de arena, conjuntamente con los demás, se puede llegar a construir grandes cosas. Me declaro Amante del agua, del verde, de mis plantas y sobre todo, apasionado por la literatura.. Me agrada seguir aprendiendo las vivencias de otras culturas, ya sé, que para llegar a saber de todas, no me alcanzarían dos vidas, en tanto...lo intento. Te invito a caminar este rumbo, hay senderos aún, ya se abrirán los caminos...SE HACE CAMINO AL ANDAR.
Esta entrada fue publicada en Pinceladas de humanidad y LITERATURA.. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Algunas de las fotos prometidas: Viaje a la casa de Pablo Neruda, un paraíso de imaginería, tiene vida propia…

  1. elfigondelperegrino dijo:

    Prometo que visitaremos juntos la casa de Pablo Neruda, la de Isla Negra…

  2. elfigondelperegrino dijo:

    Preciosos los mascarones de proa, deben inspirar una atmósfera especial en la casa. Cariños.

  3. Griselda Susana dijo:

    Gracias amigo Peregrino, me he solazado mirando los mascarones y recorriendo mis recuerdos de todo lo que significó mi visita a la casa de isla Negra. La habitación con vista al mar era también maravillosa, tenía un cubrecama de crochet blanco y en la mesita de luz el catalejo….Todos los detalles de esta vivienda son especiales. Al recorrerla se sentía la presencia del poeta en cada rincón. Un agradecimiento infinito por cumplir tu promesa de compartirnos las fotos y por mover vivencias entrañables en mí. Esto sí es SAUDADE!!! Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s